Blogia
Sociedad Cubana de Psicología

PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL DR. JORGE GONZÁLEZ PÉREZ, RECTOR DEL INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA, EN LA DESPEDIDA DE DUELO DE LA PROFESORA NOEMÍ PÉREZ VALDÉS

Familiares de la querida profesora Noemí

Compañeros presentes 

Con sentido dolor acudimos a ésta Necrópolis para acompañar hasta su momento final a una entrañable y querida profesora, a una extraordinaria compañera, a una respetada mujer, que deja para todos su ejemplo de trabajo y dedicación a la obra, unido al de la modestia, perseverancia y sencillez que caracterizó su vida.

Descansa en paz, NOEMÍ EULALIA PÉREZ VALDÉS.

Nació en la Habana el 10 de diciembre de 1926, y se graduó de Doctora en Filosofía y Letras en la Universidad de la Habana en 1954.  Se incorporó como docente universitaria en 1961 como Instructora y Jefa del Departamento de Psicología de la Cátedra de Psiquiatría del Hospital General “Calixto García”, así como en el Hospital Pediátrico William Soler y en el Centro de Formación y Orientación de la salud del Niño, perteneciente a la Dirección de Docencia del Ministerio de Salud Pública.

Tan temprano como en 1963 se incorporó como Profesora Auxiliar  al claustro de la Escuela de Psicología de la Universidad de la Habana.  También fue Vice-Directora Docente y de Investigaciones del Hospital Psiquiátrico de la Habana, tarea que desempeñó con gran dedicación y notables resultados entre 1977 y 1997, es decir, 20 años de su vida.  Fue profesora de Psicología Clínica en la Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García”, del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana, donde por sus resultados y aportes alcanzó la categoría docente de Profesora Titular en el año 1977, siendo la Profesora Principal de la asignatura Psicología Médica en dicho centro.

Con el esfuerzo y la dedicación que siempre la caracterizaron en todas las tareas que asumió, alcanzó el Grado Científico de Doctora en Ciencias Psicológicas en el año 1985, y en su trayectoria académica y profesional fue Presidenta y Organizadora de relevantes eventos nacionales e internacionales de Psicología, en particular en el campo de la salud, en  el año 1992 recibió el premio anual al mejor trabajo científico del Ministerio de Salud Pública.

Durante su fructífera vida profesional y científica publicó más de 40 trabajos en revistas científicas   cubanas y extranjeras, y fue autora y coautora de libros de texto, folletos y boletines de su especialidad, además de editora del boletín de Psicología del Hospital Psiquiátrico de la Habana desde 1978, y miembro extranjero del Comité Internacional de la Revista de Psiquiatría Legal.

Como muestra de su integralidad fue miembro de la Unión de Periodistas de Cuba, miembro del Consejo Científico del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana, miembro Titular de la Sociedad Cubana de Psicología de la Salud, de la cual fue su Presidenta desde 1979 hasta el momento de su muerte.

También fue miembro Titular de la Sociedad de Psicólogos de Cuba, miembro del Grupo Nacional de Psicología del Minsap, y miembro de la Comisión Permanente para el otorgamiento de grados científicos del Ministerio de Educación Superior, así como miembro fundador de la Sociedad Franco-cubana de Especialistas de Salud Mental.

Entre las tantas responsabilidades y actividades que desarrolló podemos decir que fue la representante de Cuba ante la Sociedad Interamericana de Psicología, asesora de la pionera Maestría en Psicología de la Salud, miembro asesor del Comité Académico de la Especialidad en Psicología de la Salud, asesora del Comité Ejecutivo de la UNESCO, miembro fundador y Presidenta de la Junta Directiva del Capítulo Cubano de la Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud, entre otras múltiples asociaciones y representaciones que tuvo en su persona.

Por su trayectoria docente se le otorgó en el año 2000 la condición especial de Profesor Consultante en la Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García”, al tiempo que a lo largo de su fructífera vida recibió diferentes condecoraciones y distinciones, entre las que se destacan la distinción por la Educación Cubana, la Medalla José Tey, la Medalla 250 Aniversario de la Universidad de la Habana y la Medalla Manuel Fajardo.

En el año 2004 el Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana le entregó la Categoría Docente Especial de PROFESORA DE MÉRITO de esa Universidad, como expresión del más alto reconocimiento y jerarquía que recibe un docente en nuestro país.

En  los momentos de hoy, que la Universidad Médica tiene en su seno la Carrera de Psicología, y que muchos son los jóvenes que la estudian en diferentes escenarios docentes, sentimos que es ésta la mejor forma de reconocer el esfuerzo y dedicación de Noemí, y vemos en cada uno de ellos la continuidad histórica de sus ideas, de su sacrificio, de su empeño por desarrollar la psicología en el campo de la salud en Cuba, por lo que al acompañar su cuerpo hasta éste lugar, en que pudiera traernos a la mente la imagen de su muerte, sabemos que eso no es cierto cuando se ha cumplido bien la obra de la vida, y por eso hoy queda con nosotros su espíritu y su obra en cada escenario donde se forme un Psicólogo en salud en nuestro país, donde exista un maestro en esta disciplina.

Por eso te despedimos, pero no con un adiós, ni con una lamentable tristeza, sino con la alegría de saber cuan feliz estarás  al ver renacer en estos jóvenes tus esperanzas profesionales, al ver crecer en ellos los sueños de toda tu vida, al ver que seguimos por el camino que tú nos decías, y así te decimos, con la memoria de tu ejemplo, DESCANSA EN PAZ NOEMÍ, que otros han de continuar la obra de tu vida.

Muchas Gracias.   

   

PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL DR. JORGE GONZÁLEZ PÉREZ, RECTOR DEL INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA, EN LA DESPEDIDA DE DUELO DE LA PROFESORA NOEMÍ PÉREZ VALDÉS.

Ciudad de la Habana, 8 de febrero del 2008.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Miriam Morejon -

Fui alumna de la Prof. Noemi Perez Valdes en la Escuela de Psicologia en sus inicios como Profesora. Posteriormente ella fue por siempre una de mis mejores amigas. Conozco muy bien su esfuerzo, dedicacion y amor por la Psicologia en Cuba. Descansa en paz mi querida profesora y amiga. Todos los psicologos cubanos te recordaremos siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres